Nace en pos guerra.

  • Se forma en 1948 con artistas de Copenhague, Bruselas y Amsterdam (el grupo se llama así porque es el acrónimo o unión de las primeras letras de cada capital). Es una especie de rebelión de quienes han sobrevivido a una guerra llena de horrores (la Segunda Guerra Mundial), que ha expuesto toda la miseria humana y ha desvalorizado así la vida.
  • Exaltar la vida, darle nueva vida al arte, hacer un arte no intelectual para que llegue a todos y no sólo a académicos y especialistas. Ése es el espíritu.
  • Se trata entonces de un arte furioso, basado en la espontaneidad irracional, la libre experimentación, frescura, violencia cromática, energía vital. Admiran lo que llaman “arte primitivo” (de culturas antiguas y exóticas) y el arte infantil.
  • Podríamos decir que es una vuelta al arte que todos practicamos maravillosamente cuando somos niños, “locos bajitos”, cuando aún nuestra racionalidad no ha destruido nuestro potencial creativo.
  • Como podemos sospechar, vamos a encontrar influencias del surrealismo y el expresionismo abstracto, debido a un proceso creativo que busca hacer aflorar el instinto, expresar lo más profundo, liberar el inconsciente.

Artistas representativos: Appel, Jorn, Constant, Mancoba, Dotremont, Gilbert, Pedersen.

Imagen: Eine Cobra Gruppe, (1964). Asger Jorn.

Nota: Cobra como grupo se disuelve en 1951, pero la mayoría de los artistas siguen sus carreras con las mismas convicciones. Elegimos esta obra justamente por ser bien representativa de la pintura del grupo, al que Jorn hace referencia desde su título.

LA CALESITA AZUL