Mireille Mathieu ​ es una cantante francesa nacida en Avignon Francia el 22 de julio de 1946 (76 años) Conocida en su propio país, en Suiza y gran parte de Europa como El ruiseñor de Avignon, es una cantante con una extensa carrera musical y con una voz muy particular y melodiosa, de ahí su cariñoso apelativo.

Mireille, que ha permanecido soltera y sin hijos hasta la actualidad, es extremadamente reservada con su vida privada y vive junto a su hermana Monique en Paris

Mireille Mathieu, en una imagen de 2011. GTRES

Apodada «el ruiseñor de Aviñón», Mireille Mathieu (76) es una de las grandes voces de la historia de la canción francesa que ha vendido más de 120 millones de discos en 60 años de carrera. Parecía imposible que la mayor de 14 hijos de un matrimonio que realizaba mármoles para funerarias pudiera convertirse en un icono a la altura de Charles Aznavour o Edith Piaf, su ídolo infantil.

Creció en la pobreza, aunque poco a poco su situación mejoró un poco cuando sus padres consiguieron un piso de protección oficial. Con cuatro añitos cantó por primera vez en las navidades de 1950 a cambio de unas golosinas. Ver en televisión a la Piaf le marcó hasta tal extremo que en sus primeras actuaciones televisivas prácticamente vestía como ella y su canción emblema La vie en rose es ya un clásico en el repertorio de la Matthieu.

Durante sus estudios primarios sufrió severos castigos por ser zurda ya que en aquella época se consideraba casi un pecado. Los profesores le daban fuertes golpes con una regla hasta que finalmente pudo usar la mano derecha para escribir. Otra de las dificultades que tuvo para aprender fue la dislexia, aunque esta enfermedad no ha sido obstáculo para desarrollar su carrera porque es una mujer con una gran rapidez mental en las respuestas, tiene una memoria prodigiosa y no usa el teleprompter en televisión.

A los 13 años abandonó la escuela para cubrir las necesidades económicas de la familia, por lo que empezó a trabajar en una fábrica de sobres junto a su hermana Monique, con quien se dice que vive en un céntrico piso de París ya que nunca se ha casado ni ha tenido hijos. En los descansos para comer e incluso mientras hacía sus funciones, Mireille solía cantar por Piaf, captando la atención de todos sus compañeros

Con el dinero ganado en algunas actuaciones para vecinos o fiestas locales se pagó algunas clases de canto privadas. En 1962 participó en el concurso de la comuna francesa de Aviñón On chante dans mon quartier, que perdió en dos ocasiones hasta que a la tercera fue la vencida. Ganó con el tema La vie en rose, que supuso el pasaporte para el concurso de ámbito nacional Jeu de la Chance.

Su habilidad para cantar en una decena de idiomas le otorgó el estatus de estrella no solo en países francófonos y anglófonos, sino también en Alemania y Rusia. De hecho, De Gaulle aprovechó el éxito de Mireille para fortalecer lazos de unión entre el pueblo galo y el alemán y el mismísimo Putin se enamoró de su técnica vocal.

En la actualidad, quien probablemente es uno de los últimos grandes mitos de la chanson française, sigue entreteniendo a las masas con su prodigiosa voz.

PROXIMAS GIRAS

Fuente : YouTube / El mundo.es

LA CALESITA AZUL